Cómo hacer una rica Pizza

¿Cómo hacer Pizza?

Para absolutamente nadie es un secreto que comidas como la Pizza, además de ser una total exquisitez, es un plato que le da la vuelta al mundo de una manera increíble, por sus distintas maneras de prepararla y por su alta variedad de sabores.

La puedes conseguir tanto redonda (que es lo generalmente normal) como cuadrada, pero aunque su forma pueda cambiar, el sabor siempre será el mismo, el sabor siempre será cautivador, atrapante y totalmente reconfortante hasta para los paladares más difíciles.

Muchos pensarán que para hacer o elaborar una buena Pizza se debe tener un conocimiento muy amplio o una técnica culinaria muy avanzada, pero la verdad es que cualquier persona la puede realizar. Sólo se debe disponer de los ingredientes necesarios (según el gusto) y ponerse manos a la obra.

Ingredientes para elaborar una Pizza

Para hacer una pizza casera, debemos disponer de los ingredientes básicos, los cuáles serán:

– 300g de Harina

– 160ml de Agua

– 5g de Levadora panadera instantánea

– 20g de Aceite de oliva extra virgen

– 1 cucharada de Sal

– 200g de Salsa de Tomate o Napolitana

– 100g de Queso Mozzarella

– 100g de Jamón

Pasos para realizar una Pizza

Ya con los ingredientes básicos a la mano, procedemos a la realización de nuestra Pizza Casera.

Primeramente, colocamos en un bol la Harina junto con la Levadura, el aceite y la sal, vertemos el agua y mezclamos muy bien con una cuchara. La cantidad de agua que se usa es generalmente la mitad a la Harina.

Luego pasaremos a amasar en una superficie resistente y plana, para que sea cómodo para el que la elaborará. Se estira y se recoge nuevamente con la palma de la mano por un tiempo aproximado de 5 a 10 minutos. La idea es que la masa no se pegue a la mano y sea fina y elástica.

Después, procederemos a fermentar la masa, para que ésta aumente su volumen. El tiempo que se tarde es indiferente, cuando notemos que la masa ya doblo su tamaño, acudimos al paso siguiente.

Como paso siguiente, des-gasificaremos la masa (básicamente se trata de amasar hasta que logre su forma inicial), Luego dependiendo de las Pizzas que haremos, separaremos la masa y la estiraremos o con la mano o con un rodillo (la ejecución no importa).

Luego de tenerla estirada de forma redonda o cuadrada, iniciaremos con agregar los ingredientes básicos. Empezamos con esparcir por toda la superficie de la masa, la salsa de tomate o napolitana, luego el queso, el jamón y por último lo que queramos agregarle.

Por último, precalentamos el horno a 230ºC y luego metemos la pizza. La Pizza, puede estar en una bandeja o sí se dispone de una piedra para el Horno, muchísimo mejor. Horneamos por unos 5 o 10 minutos hasta que dore y luego la sacamos y listo.

Pizza lista para disfrutar, con una muy sencilla preparación

La Pizza siempre será un plato que será bienvenido en cualquier lugar y a cualquier hora, pues es tan alta la variedad de sabores, ya que se le puede agregar hasta dulces, que hace que cualquier persona disfrute a su parecer y gusto para darse así un buen banquete.

Es importante resaltar, que no es necesario disponer de ingredientes totalmente de primera y una alta variedad de ellos, es recomendable el uso de muy buenos ingredientes siempre, pero no es obligatoriamente necesario.

En resumen, la realización o elaboración de una Pizza es tan sencilla que permite a cualquier persona sentirse un Chef de primera. Su exquisito sabor, siempre será totalmente incomparable y hará que cualquier día, sea definitivamente un día diferente.

Que mejor que una rica bebida de Cóctel para disfrutar de esta rica pizza.

No Responses

Leave a Reply