Cómo proporcionar apoyo de los medios sociales a un ejecutivo

Maria Ogneva es la jefa de la comunidad en Yammer, donde está a cargo de los medios sociales, programas comunitarios, educación interna y compromiso. Puedes seguirla en Twitter, en su blog, y a través de la cuenta de Twitter de Yammer y el blog de la empresa.

Muchos ejecutivos se dan cuenta intuitivamente de que la participación del personal en un diálogo abierto y transparente es vital para una empresa. Sin embargo, ese nivel de apoyo sigue siendo un gran salto para muchas organizaciones. Es importante que los líderes ejecutivos se convenzan del valor del apoyo social, porque la participación de los ejecutivos mejora la moral de la empresa y hace que el negocio sea más productivo.

Algunos ejecutivos son muy sofisticados socialmente, mientras que otros pueden requerir entrenamiento adicional. Aprende a guiar los esfuerzos sociales de tus ejecutivos.

1. Escucha primero

¿Qué hace que un ejecutivo sea social? Conectarse con el mercado, anticiparse a las necesidades de los clientes y los empleados y animar proactivamente a una organización hacia la acción. Al final, escuchar es una gran parte para lograr estos objetivos.

2. Comunicarse externa e internamente

Un CEO que twitea y bloquea es ideal. Esas acciones sociales humanizan al personal ejecutivo de una empresa. Los clientes y socios se sienten entusiasmados de que puedan comprometerse con alguien de alto nivel en su empresa.

Sin embargo, lo que tendrá más impacto es cuando todos y cada uno de los empleados se conviertan en embajadores externos, no sólo los pocos que están en la cima. Eso sólo puede suceder cuando todos los miembros del personal tienen acceso a la misma información, y son capaces de comunicar esa información a través de las redes sociales – con la orientación del gerente de la comunidad, por supuesto.

3. Ser abierto y accesible

Los ejecutivos accesibles son fundamentales para fomentar una cultura de apertura y de compartir. Anime a su equipo de liderazgo a establecer líneas directas de comunicación.

La experta en medios de comunicación social y autora Charlene Li realiza mucha capacitación con ejecutivos de nivel corporativo, ayudándolos a superar las dudas asociadas con la comunicación en línea. Su sitio web contiene consejos útiles y observaciones.

4. Entrenador y Mentor de Reversa

Considere la posibilidad de establecer un sistema de entrenamiento que no tenga en cuenta los títulos de los puestos de trabajo para garantizar que los empleados de todos los niveles de la organización interactúen utilizando un lenguaje, unas prácticas óptimas y unas políticas coherentes.

Por ejemplo, la tutoría tradicional ha sido un proceso de arriba hacia abajo durante el cual un mentor ejecutivo adopta a un alumno junior. Sin embargo, la sociedad se basa en un conjunto diferente de habilidades. Por lo tanto, puede tener sentido emparejar a los “nativos digitales” con los “dinosaurios digitales”, dice la agencia de servicios digitales Deloitte. La comunicación social puede ser nueva y diferente para algunos, así que no asumas que todos se sienten cómodos con ella.

5. Iniciar pequeñas conversaciones

Empieza por animar a los ejecutivos a que publiquen en un espacio privado que puedas vigilar, y luego dales una respuesta directa. A medida que el ejecutivo se sienta más cómodo, aconseje lo siguiente:

  • Comienza haciendo breves actualizaciones: pensamientos sobre la industria, o iniciativas estratégicas clave que te gustaría que la gente se uniera.

  • Con el tiempo, intente convertir esas breves actualizaciones en publicaciones más largas. Discuta lo que está pasando en su mundo, y por qué el equipo ejecutivo está tomando ciertas decisiones.

  • Prepárese para tener un diálogo más profundo. Si eliges estar presente en los medios sociales, también debes ser accesible, lo que significa responder a preguntas difíciles.

6. Focus on Impact

Es importante subrayar desde el principio que la participación de los ejecutivos afectará a la forma en que la organización ve lo social. Como líderes, los ejecutivos deben reconocer que sus acciones afectarán no sólo a ellos mismos, sino también a todo el proceso social.

Por ejemplo, los clientes de mi compañía generalmente informan de importantes baches en el compromiso después de que el CEO se une y se involucra en los medios sociales. Una organización de clientes vio un aumento del 27,93% en los mensajes, un aumento del 28,37% en las respuestas y un aumento del 49,60% en los “gustos”.

Convertirse en una organización abierta y social requiere tiempo y trabajo duro, y es mucho más complejo de lo que la gente se da cuenta. Lo social debe incorporarse a todo lo que hace una empresa, no sólo como una idea de último momento. Por lo tanto, es importante escuchar, actuar y aprender.

El aprendizaje dinámico proviene de la fricción interna creativa, de la toma de riesgos y del fracaso, de los empleados que se desafían y se apoyan unos a otros. Sólo entonces una empresa estará equipada para lidiar con su mercado.

Imagen cortesía de iStockphoto, kzenon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *