Cómo hacer una hamburguesa

Como hacer la hamburguesa perfecta

Una hamburguesa es un alimento, comida o bocadillo con carne en forma de filete, comúnmente preparada a la parrilla, plancha, frita y en raros casos, horneada y suele ser acompañada de una deliciosa malteada.

Su término o nombre original es “burguer”, en el habla hispana se le asigna el nombre conocido como hamburguesa. Anua si, la preparación y la idea del platillo sigue siendo el mismo.

Los acompañantes clásicos de una hamburguesa

La hamburguesa por si sola bien puede ser una comida completa, dependiendo de su tamaño, peso y contenido, sin embargo, en la gran mayoría de restaurantes o vendedores ambulantes esta no se vende sola.

Comúnmente se acompaña por bebidas gaseosas o refrescos, con el tiempo se hizo más común el vender también con papas o patatas fritas, convirtiéndose en un “combo clásico”, servido en todas partes del mundo.

Esta entra en el concepto de “comida rápida” junto con otros alimentos de renombres reconocidos como “perros calientes”, “perros calientes” y la “tarta de manzana”, siendo símbolos de la cocina estadounidense.

La primera cadena de restaurantes de comida rápida y “franquicia” en usar la hamburguesa como su principal y una comida rápida fue el “White Castle”, el cual se conocería posteriormente como McDonald’s.

A partir de su enorme crecimiento y expansión, otras franquicias fueron creadas usando también a la hamburguesa como su menú predilecto y a veces único, como lo es Burguer King o Wendy’s.

Una hamburguesa norteamericana clásica

También llamada la hamburguesa de tradición Yankee. Llamada así por ser el modelo de hamburguesa más usado para prepararse y nacido en los Estados Unidos.

Posee proporciones específicas de sus ingredientes: entre 120 y 150 gramos de carne cocina a no más de 4 minutos de cada lado y pan de hamburguesa de marca americana, con ajonjolí, de forma circular y cóncava.

Igualmente, sus condimentos: lechuga, tomate, cebolla kétchup, mostaza, mayonesa, bacon y pepinillos. Haciendo especial énfasis en el queso, el cual debe ser chédar, derretido sobre la carne a la primera vuelta durante su cocción.

La hamburguesa perfecta

Esta no se diferencia mucho de la clásica hamburguesa americana, solamente requiere de ciertos detalles para pasar de ser una clásica a una perfecta. Se utiliza esta como modelo por ser la primera en súper comercializarse.

Se recomienda que la carne sea car de aguja, carne de ternera y pechuga, con un 70% de proteínas y un 30% de grasa, agregarle sal y pimienta un día previo a sazonarla y refrigerarse.

El día de la preparación, debe sacarse de la nevera y esperar a que recupere la temperatura ambiente, aceitar por ambos lados y poner directamente en la parrilla previamente calentada, agregándole un poco de mantequilla durante la cocción.

El pan debe ser condimentado con sal, pimienta y aceite, luego se agrega a la parrilla por un corto tiempo para tostarlo y así evitar que quede demasiado blando.

Por ultimo agregar los condimentos antes mencionados en una cantidad considerable para no opacar el sabor original y natural de la hamburguesa.

Otros detalles como los pepinillos, deben ser ligeramente agrios y dulces, con una consistencia suave, igualmente la mayonesa original americana sin agregados.

Una vez culminado todo el proceso, solo queda picarla si así se desea y disfrutar de la hamburguesa perfecta

Entre gustos y colores

Aun con todos estos detalles, las hamburguesas son llamadas así básicamente por la idea de un filete de carne entre dos panes, y las variaciones son muchas.

Con el tiempo se crearon otro tipo de hamburguesas como sanas, saladas, vegetarianas, triples, entre otras, y cada día se crean y patentan más variaciones del platillo más disfrutado a nivel mundial.

No Responses

Leave a Reply