Cómo hacer un pie de queso

Cómo hacer un pie de queso

El Pie, pronunciado comúnmente como “Pay”, es un tipo de pastel con la particularidad de que, la masa en sí misma es mucho más delgada, dejando un relleno completo dentro de si en vez de un sabor generalizado del pastel.

Las variedades de Pies son muchas, igualmente los rellenos utilizados para estos, como verduras, frutas, pescado, chocolate, cremas, vainillas, nueces, carnes y en este caso, queso.

 Los ingredientes principales

Aunque existen muchas recetas de pies, siempre habrá cierta similitud y cierta diferencia entre ellas.

Las ultimas generalmente otorgadas por cada persona que prepara el postre, dándole un toque “único” o variando la cantidad de cada ingrediente.

Aun así, básicamente se necesitan galletas (200 gramos), una barra de mantequilla (150 gramos), una lata de leche condensada, una lata de leche evaporada (o 6 cucharadas de leche en polvo), 3 huevos y una barra de queso crema.

Preparación de un pie de queso

Se comienza por la base del pie, triturando las galletas hasta hacerlas un polvillo grueso. Puede hacerse con una licuadora, una batidora, e incluso triturarlas dentro del mismo empaque y posteriormente usarlas.

Se prosigue derritiendo la mantequilla o margarina, para hacerlo pueden sacarse del refrigerados una hora antes de comenzar a elaborar el pie. Si se dispone de un horno de microondas puede usarse para acelerar el proceso.

Una vez se tenga la mantequilla sobre las galletas, se mezclan ambos ingredientes hasta obtener una pasta. Probablemente no se necesite toda la mantequilla, es preferible verterla en cantidades pequeñas y no toda de un solo intento.

Al tener la pasta lista, se procede a engrasar el molde que se utilizara en el horno. Este debe estar precalentado a 250°C, mientras tanto se coloca la base de galletas en el molde, si se desea incluso pueden cubrirse las paredes.

En otro recipiente, preferiblemente alto, se agrega y se bate el queso crema, agregando durante el proceso la leche condensada y los dos huevos. Si se desea puede usarse una licuadora para hacer el trabajo más sencillo, rápido y eficaz.

En otras versiones de la crema del pie, se le agrega un toque de vainilla durante la mezcla, esto es opcional, sin embargo, es una variación por la que opta mucha gente.

Una vez este licuado el relleno del pie, se procede a verterlo en el molde donde se encuentran las galletas. Se ingresa al horno y se esperan entre 25 y 30 minutos para su correcta cocción.

Para saber si el postre está listo, se requiere de un cuchillo. Se introduce en el centro del pie, si este sale completamente limpio entonces está listo, si sale con trozos de galleta o relleno se debe dejar unos minutos más dentro del horno.

Una vez pase el tiempo dictado, se procede a sacar el pie del horno, esperar uno 5 o 10 minutos para que se enfríe y darse un gusto.

Opciones para decorar un pie de queso

A pesar de su sabor mas salado de que dulce, los pies suelen decorarse por la parte de arriba con muchos tipos de sirope, ya sean de chocolate, vainilla o frutas.

Se utilizan también salsa de frutas, en su defecto y la más usada es la crema de moras o de fresas, dándole un toque dulce/amargo con el salado del queso y de las galletas.

Las cremas batidas de distintos sabores son usadas sola o en conjunto con las decoraciones ya mencionadas. También el uso de chocolate, en trozos o derretido.

Por último, se pueden agregar frutas como fresas, moras, arándanos o ciruelas, o incluso la versión “mermelada” de estas frutas.

También podría interesarte: Como hacer una Pizza

No Responses

Leave a Reply