Cómo hacer masa de hojaldre

Cómo hacer masa de hojaldre

El hojaldre es una masa crujiente, elaborada básicamente con harina, agua y manteca, amasada con mucha labor que al cocerse toma la forma de láminas delgadas, separadas entre sí.

Sirve para preparar distintos platillos, de acompañamiento siendo salados, aunque por li general se usa más para preparar dulces y postres

Ingredientes utilizados

A diferencia de muchos otros dulces, el hojaldre en sí mismo solo necesita tres ingredientes básicos para su preparación, los cuales son harina, agua y manteca.

El secreto de su creación está realmente en su preparación, la cual, para ser pocos los ingredientes utilizados, puede ser algo complicada o laboriosa. Aun así, es un dulce muy solicitado en cafés, panaderías y restaurantes.

Preparación de la masa de hojaldre

A pesar de no llevar ningún tipo de levadura natural y química, el hojaldre se esponja o “sube”, debido al calor que lleva la grasa en el horno y que esta a su vez esta “atrapada” dentro de las láminas de la masa.

Las vueltas que lleve el hojaldre pueden variar según el gusto y la preparación a realizar. Denominado pastón cuando la masa está encerrada dentro del hojaldre, las vueltas son media, sencilla, doble, y múltiple.

Las medidas de los ingredientes a utilizar son: 500 gramos de harina, 250ml de agua a temperatura ambiente (natural), 60 gramos de mantequilla fundida, 350 gramos de mantequilla en bloque, una cucharada de sal y una cucharadita de azúcar.

En el caso del azúcar es opcional a la preparación, si en vez de ser un dulce es un postre salado puede omitirse el uso de este ingrediente.

Al comenzar lo mejor es pesar los ingredientes a utilizar, posterior a esto se agregan en un tazón la harina, en la cual se hace un hueco en el centro donde se agregarán el resto de los ingredientes (mantequilla, agua, sal y azúcar)

Una vez agregados, se procede a agregar la harina de los bordes poco a poco, siguiendo con la mezcla hasta obtener una masa en la cual todos los ingredientes estén integrados.

Se formará una bola con la masa, haciéndole un corte en forma de cruz, la cual se envuelve con papel plástico transparente o film transparente, para luego introducirla en el refrigerador durante 30 minutos o una hora.

Mientras se espera, se colocan los bloques de mantequilla entre dos papeles para hornear, golpeándose suavemente con un rodillo.

Se extiende la masa con un rodillo sobre una superficie lisa, en una “cama de harina”, en forma de cruz, se mantiene el abultamiento del centro y se coloca el bloque de mantequilla en el medio de la misma.

Se procede ahora a cerrar el paquete, envolviéndose la mantequilla por ambos lados, y las partes de arriba y abajo, estando atentos a que la mantequilla quede envuelta total y correctamente.

Una vez hecho esto, se tiene preparado el “pastón”, quitándose el exceso de harina, se proceden a realizar las vueltas deseadas para la preparación.

Se estira el pastón con movimientos rápidos, y una vez estirada se realiza la primera vuelta, la vuelta sencilla, mientras se realiza la preparación es importante retirar los excesos de harina

Esturando nuevamente con movimientos rápidos, se realiza la segunda vuelta sencilla. Envolviendo el pastón en papel plástico transparente, se ingresa al refrigerador por 30 minutos.

Se deben realizar 3 o 4 vueltas más, y entre cada una darle un reposo de 20 minutos dentro del refrigerador.

Si se comienza a derretir parte de la mantequilla, con otra pasada dentro del refrigerador bastara para endurecerla. Lo mejor es trabajar en una temperatura ambiente o fría para evitar este último problema.

Una vez hechas las vueltas deseadas, la masa de hojaldre está completamente lista para usarse, también te podría gustar hacer otro rico Pan.

No Responses

Leave a Reply