Cómo hacer brownies caseros

Cómo hacer brownies caseros

Cada vez que los vemos en la vitrina del abasto no los imaginamos recién sacados del horno, calienticos y con su peculiar sabor que simula lo celestial, no nos importa el aspecto plástico que los encierra, ni el tiempo que tiene de cocinados.

Por eso querer hacer brownies caseros, no es una idea descabellada, tiene la lógica de necesitar experimentar el sabor del producto recién sacados del horno, acompañado con el agradable olor que impregnaba el ambiente de la casa.

Entonces no suframos más con anhelar esa idea, pongamos manos a la obra y aprendamos a hacer brownies caseros, tal vez la próxima vez que los veamos en la bodega, digamos, yo los hago mejor que esos.

De donde provienen los brownies

Dichas tortas chocolatadas provienen de EEUU, y consiste en un pastel de chocolate que puede ser servido solo o con un copo de helado, hecho en base de mantequilla, chocolate negro, harina, azúcar y levadura, además de huevos entre otros ingredientes.

Siendo la variedad en sus acompañantes quienes hacen la diferencia, cremas, mermeladas, nata, caramelo o sirope de sabores son algunos de los que más se utilizan para satisfacer los paladares de los comensales.

El Brownie es de preferencia infantil, sin embargo todas las edades podrán regocijarse de esta delicadeza, sola o acompañada, por lo que hace de la fabricación y distribución del mismo un negocio apetecible.

Formas de preparación

A continuación hacemos un resumen de la forma de prepararlo, que no discrepa considerablemente  de cómo se crea una torta o unas galletas, pero aquí daremos un breve resumen para hacer de esta experiencia culinaria más agradable y práctica.

En repostería lo más sencillo es lo mejor, no complicarse en la preparación da resultados más placenteros y genera menos estrés durante el proceso, preparar Brownies debe ser tan igual aunque seamos novatos en esto.

Fundir o derretir el chocolate que vayamos a utilizar, esto se puede lograr al  cocinarlos en  fuego o ubicándolos  en el microondas, dejando al gusto del cocinero que elija cuál prefiere, una vez listo embadurnamos con  la mantequilla para derretir juntos nuevamente.

Utilizando otro recipiente batimos los huevos, colocando azúcar e ir removiendo a la vez, la ayuda de una batidora sería bueno, pero  manualmente lo pueden hacer por igual.

Al formarse una pasta blanca, se procede a verter este contenido con el chocolate fundido en mantequilla, si gusta puede  agregar un toque de vainilla o canela. Para que una vez esté lista y hayamos acabado de preparar la masa, procedemos al siguiente paso.

Con el horno ya precalentado, colocamos los brownies en el, dándole la temperatura que se nos indique en el recetario, el molde debe ser alto y ancho para que una vez salga el pastel proceder a cortarlo en la forma tradicional del preciado manjar culinario.

Importante que el brownies está bien cocido por dentro como por fuera, es decir en su punto exacto, para que la textura conseguida sea la ideal, se le puede colocar al final un poquito de chocolate derretido que nos haya quedado.

Ya listo y cortado, dejamos reposar, afinamos los últimos detalles de decorado, y lo más preciado;  la degustación de nuestro trabajo.

Conviene subrayar, que este dulce se cree que viene de os años 1897, y la variedad con que se sirve hoy en día en el mundo entero es increíble, siendo la más usual servirlo con helado.

Una creencia popular dice que los brownies fueron creados por un descuido de un maestro panadero que se le olvidó utilizar levadura, este intentaba hacer una torta de chocolate, dando como resultado el esponjoso y delicioso producto.

Otras galletas caseras muy ricas.

Leave a Reply